HORNITO ASAPARRI 1P

En el HORNITO se puede cocinar de todo! Funciona a leña y viene en dos medidas, de uno y dos pisos.

Cuenta con un buen tiraje de humo/ calor y reloj de temperatura para tener un mayor control de la forma de cocción.
Además cuenta con dos tapas para retener la temperatura tanto de las brasas, como de la camara de cocción.
Lo podes colocar en el hueco de tu parrilla o en una plataforma por fuera. (Podes sumar la BASE «S» que entra perfecto!)

$356,900

3 disponibles

Descripción

Materialidad: chapa negra 2mm – ladrillos refractarios en base
Pirómetro 400°C
Acabado: pintura de alta temperatura por fuera
Medidas:
– Espacio de cocción: 47x49x26cm
– General: 47x56x 45 alto + 15cm chimenea
– Embalado: mismas medidas sin la chimenea.
Packaging: Un solo bulto protegido, listo para reenviar.
Peso: 34kg

El único secreto para cocinar bien con el Hornito Asaparri (ya sea simple o doble), es colocarle bastante cantidad de brasa por debajo, y si es de alguna madera con buen potencial calórico mucho mejor! A medida que la leña nos vaya generando brasa se la vamos a ir colocando al Hornito, constantemente durante toda la cocción… de esta forma vamos a mantener la temperatura teniendo un calor parejo.
No encender el fuego directamente por debajo del horno, es un error muy recurrente, esto hace que sea difícil de mantener la temperatura constante, ya que cuando la llama baja la temperatura también. Además va a generar un ahumado muy intenso y seguramente hasta vuele hollin que se deposite sobre la comida. Tener en cuenta también que si hacemos fuego directo por debajo del horno, se van a calentar los ladrillos por demás y no vamos a tener una cocción pareja. Así que el fuego siempre hay que hacerlo por fuera y agregar solo brasas encendidas por debajo del Hornito.
En caso de querer ahumar un poco más la comida, podemos tirar algunas ramitas o un tronquito a medio encender, pero hay que tener cuidado ya que corremos el riesgo de pasarnos y que los ladrillos se calienten de sobre manera y desparejo o generar mucho sabor a humo en la comida. Se puede hacer pero siempre medido en cantidades o en tiempos cortos, solo para saborizar.